LO QUE NO PUBLICAMOS:
- No publicamos mensajes violentos, agresivos, difamatorios, obscenos, vulgares, de odio, amenazantes, pornográficos o de algún otro tema que de alguna forma viole las leyes vigentes.
- No publicamos mensajes con incitación o evocación de prácticas ilegales.
"DE LA TIERRA TODA" SE PUBLICA DESDE CARACAS, VENEZUELA.
Contacto: delatierratoda@gmail.com
Twitter: @delatierratoda
Imagen de la cabecera:
http://cbrhackinglab.wordpress.com/2010/04/05/globo-terraqueo-bajo-gnulinux/

Gracias a los que se esfuerzan por leer.

LEE

domingo, 2 de enero de 2011

Hoy se cumplen 211 años del ascenso de Alejandro de Humboldt al Pico Waraira Repano.

Humboldt en Caracas
Por: NÉSTOR RIVERO

Se cumple este domingo el 211° aniversario del ascenso de Alejandro de Humboldt al pico Waraira Repano.

En efecto, el explorador alemán -a quien Bolívar distinguiese a lo largo de su vida con alta amistad-, durante su estancia en Caracas se adentró el dos de enero de 1800, muy por la mañana, hasta la cima del Waraira Repano. Allí -ramal de la cordillera de la costa- entre brumas de subpáramo, quebradas y silbidos de turpiales, paraulatas y tortolitas, y en medio del graceo de guacharacas y carpinteros debió contemplar el presuroso paso del rabipelao y algún conejo, comadrejas, iguanas y puercoespines, que abundaban en tiempos de restricción para la tala y cuando no se conocía el cemento.

La tradición recoge que el sabio permaneció hasta bien entrada la tarde de ese día en el bosque montañoso, expresándose al bajar con gran satisfacción del paisaje warairareparense. Dato muy importante es que la excursión de Humboldt al cerro guardián de Caracas, fue la primera registrada en la historia de esta ciudad. Algunos cronistas indican que la suya fue la primera ascensión al cerro. No lo creemos por varias razones; en primer lugar, antes de la llegada de Humboldt y antes de la colonia, ya los aborígenes de esta región conocían las grutas y se comunicaban con el litoral a través de filas y picas abiertas para trasladar modestas cargas; claro, registro escrito no queda, sino tradiciones orales y la prueba indiscutible del nombre con que se referían al cerro “Waraira Repano”. Lo que sí resulta comprensible es que con dada la relevancia científica del visitante, se destacase su incursión, en la cual se dice pudo acompañarle el joven Andrés Bello.

Comenzando este 2011, queremos rememorar aquella caminata científica, permitiéndonos invitar a nuestros niños y adolescentes, a cultivar la devoción por esa gema viviente que cada mañana saluda con su oxígeno a Caracas. Reivindiquemos los motivos de protección a la vegetación de la ciudad.
FUENTE DE LA IMAGEN: http://www.ceipcuermeja.com/web/index.php?option=com_content&task=view&id=285&Itemid=9
FUENTE DEL TEXTO: http://ciudadccs.info/?p=133391

¿QUIÉN FUÉ ALEJANDRO DE HUMBOLDT?

El 14 de septiembre de 1769 nace en Berlín, Alemania, el sabio Alejandro de Humboldt, naturista, geólogo, mineralista, astrónomo, explorador, sismólogo, vulcanista y demógrafo.

Humboldt visitó América entre 1799 y 1804, año en que llegó a Francia y redactó su libro «Viaje a las Regiones Equinocciales del Nuevo Continente», en el cual narra gran parte de su permanencia en Venezuela. A saber: Alejandro de Humboldt, el célebre explorador alemán, llamado en su época por sus profundos conocimientos en todos los ramos del humano "el Aristóteles moderno", inició sus trabajos científicos en Venezuela, en Cumaná y la Península de Araya.
Ascendió luego a las montañas de Cocollar, descendió a San Antonio para seguir hasta Caripe y explorar la famosa Cueva del Guácharo. Vuelto a Cumaná por la vía de Cariaco, siguió de aquí a La Guaira, mientras su compañero Bonpland hacía el camino por tierra desde Higuerote hasta Caracas, donde se le reunió cuatro días más tarde.

En Caracas, Humboldt fue cordialmente acogido: los Ustáriz, los Tores, Avila, Soblette, los Montillas, Sanz y demás personajes notables lo festejaron en sus residencias y casas de campo. Y el futuro general Ibarra le recibió, así como a Bonpland, en su hacienda Bello Monte.

Asciende luego a la Silla de Caracas acompañado de Don Andrés Bello, para penetrar después en los Valles de Aragua, explorar el Lago de Tacarigua y, bordeando la orilla meridional del Lago, salir por Villa de Cura a Calabozo, siguiendo a San Fernando de Apure. Bajando el río, penetra en el Orinoco y remontando éste llega hasta San Fernando de Atabapo.

Durante un mes explora el Alto Orinoco, el Atabapo, el Guainía y el Casiquiare, regresando luego por el mismo Orinoco a la antigua Angostura. De aquí pasa a los llanos orientales de Barcelona para penetrar de nuevo en Cumaná, Golfo de Cariaco y Península de Araya, y completar así el vasto caudal de sus observaciones científicas.

El 24 de noviembre de 1800 se embarca en Cumaná rumbo a la isla de Cuba, después de haber permanecido un año y cuatro meses en territorio de Venezuela. De Cuba pasa Humboldt a Colombia, Ecuador, Perú, México y los Estados Unidos del Norte, para retornar a Europa por el puerto de Burdeos el 3 de agosto de 1804.

Humboldt, durante el mes de Agosto llega a París y le presentan a Bolívar en los salones de Fanny du Villars. En París, le dispensó cordial acogida por su parentesco con las más distinguidas familias caraqueñas.
Bolívar le visitó después casi a diario, y en una de esas charlas se aludió a la emancipación política de la América española. Humboldt, vivamente emocionado, habló de las aspiraciones de los criollos, recordando el unánime sentimiento de protesta que había despertado la ejecución de José María España y de sus compañeros, primeros mártires de la Revolución.

Bolívar, que escuchaba con suma atención, parece ser que le dijo: "Brillante destino, en verdad, el del Nuevo Mundo, si sus pueblos se vieran libres del yugo que hoy padecen; ¡y qué empresa más sublime su liberación!". "Yo creo que su país ya está maduro para ella, repuso Humboldt, pero no veo al hombre que pueda realizarla..."

Aquel día salió Bolívar pensativo del cuarto de trabajo de Humboldt. Un resplandor iluminaba su espíritu. Acababa de ver el objetivo hacia el cual habían de tender sus energías, la obra magna a la que desde aquel momento ardía en deseos de consagrarse.

Años más tarde, cuando Bolívar era ya Su Excelencia el Libertador Presidente de Colombia, Humboldt evocaba esas conversaciones de París y exclamaba:

"Mi compañero Bonpland fue más sagaz que yo, pues desde muy al principio juzgó favorablemente a Bolívar y aun le estimulaba delante de mí. Muy tarde llegué a comprender mi error respecto al grande hombre, cuyos hechos admiro, cuya amistad me fue honrosa, cuya gloria pertenece al mundo..."

DATOS BIOGRÁFICOS

Humboldt (Alexander Friedrich Heinrich von) 1769-1859. Naturalista, geógrafo, viajero y diplomático. Nace en Berlín, Alemania.

Fundador, junto con Ritter, de la moderna geografía. Como hombre de ciencia alcanzó prestigio inigualado y su presencia fue reclamada por casi todos los soberanos de Europa. Con Georg Forster visitó Inglaterra, Bélgica, Holanda y Francia, en 1790. Realizó estudios de botánica y geología en Suiza e Italia en 1795. En 1799 obtuvo, junto con Aimé Bonpland; autorización del rey de España para su expedición a América del Sur. Recorrió el curso del Orinoco y descubrió su unión con el Amazonas; escaló el Pichincha y el Chimborazo; en el puerto del Callao observó el tránsito de Mercurio, y analizó las propiedades del guano, cuya introducción en Europa se le debe; estudió las riquezas del subsuelo de México, y después de una corta estadía en E. U., regresó a Europa en 1804. Ese mismo año comunicó al Instituto de París sus descubrimientos sobré la disminución de la intensidad del magnetismo terrestre desde los polos al ecuador.

En 1827 fijó su residencia en Berlín. Dos años más tarde recorrió Rusia con Ehrenberg.

Descubrieron los yacimientos de diamantes del UraI y corrigieron la estimación excesiva que los geógrafos precedentes habían hecho de la altura de las mesetas del Asia Central. De 1830 a 1848 realizó diversas misiones diplomáticas para el gobierno alemán.

Se reunió lo fundamental de sus investigaciones bajo el título general de Kosmos (4 vol., 1845-1858; 1 vol., 1862).

Obras de importancia, además de la ya mencionada, son: Viaje a las regiones equinocciales del Nuevo Continente; está gigantesca obra fue, en su mayor parte, redactada en francés por el mismo Humboldt. Tuvo en ella como colaboradores a su compañero de viaje Bonpland y al botánico Kunth.

La publicación comenzó en 1807 y concluyó en 1834, y constituye uno de los monumentos de la ciencia geográfica. A su autor se le ha llamado "el segundo Descubridor de América".

Ensayo sobre la geografía las plantas; Colección de observaciones astronómicas; Colección de observaciones de zoología y anatomía comparadas (en colaboración con Cuvier, Valenciennes, Latreielle y Gay-Lussac) y Fragmentos de geología y climatología asiáticas.


Muere este sabio e ilustre viajero en su ciudad natal el 6 de mayo de 1859.

FUENTE DEL TEXTO: http://www.efemeridesvenezolanas.com/html/humboldt.htm
FUENTE DE LA IMAGEN:http://tedejo.blogcindario.com/2010/10/00101-el-palomo-de-bolivar.html